Blog de los jóvenes



Pokemón nos enseñó a usar mapas

Autor Ángel Robles



Muchos jóvenes, y no tan jóvenes, tuvimos la oportunidad de jugar las primeras versiones de Pokémon, aquellas donde apenas y se movían los monos —como les llama mi mamá— , donde tu personaje estaba hecho de un puñado de pixeles y donde, con esos bajos recursos gráficos, los diseñadores tuvieron que arreglárselas para trazar el mundo que explorarías para buscar a los 150 pokémon.

Al igual que los diseñadores de Pokémon, los cartógrafos y profesionistas que se dedican a representar la Tierra en un plano, es decir, que hacen mapas, representan el espacio de la forma más sencilla y práctica posible. Así fue como —sin querer queriendo como diría el chapulín— nos enseñaron a diferenciar el mar con el color azul y el terreno continental con algunos tonos de verde. Cada tono verde a su vez representaba diferentes alturas. ¿Recuerdas la meseta añil? Ahí donde celebramos convertirnos en maestros pokémon, tenía el tono más claro, pues era el punto más alto de la región de Kanto, mientras pueblo Paleta tenía el tono más opaco al estar cerca de la costa.

Y muchos ni se enteraron que aprendimos esto con Pokémon. Después a quién le interesó la geografía se enteró que en aquel entonces vio nociones de altimetría y curvas de nivel. Todos los demás fuimos por el mapa del juego porque nos dijeron que era importante, que así encontraríamos el siguiente lugar al que ir, así sabías si el siguiente lugar sería un pueblo o una ciudad, si tenía un centro pokémon y gimnasio. Aún me recuerdo revisando el mapa y distinguiendo cada lugar dependiendo si era un punto azul —tienda pokémon— o un punto rojo —centro pokémon—.

Y lo más importante, con el mapa íbamos localizando dónde estaban los pokémon que queríamos capturar. Todos tuvimos la mala suerte de que el profe Oak no nos diera al poderoso Pikachu como en la caricatura. No quedó más remedio que abrir el mapa y revisar el área en el que se encontraba Pikachu ¡Ahí está, en el bosque verde!

Angel Robles, pasante en Geografía, Facultad de Filosofía y letras, UNAM

One thought on “Pokemón nos enseñó a usar mapas”

  1. ¡Qué bello!
    Tienes razón, Ángel, los mapas han estado en contacto con nosotros desde siempre y de maneras tan sutiles que ni nos damos cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *